sábado, 9 de enero de 2016

El sonido y la emoción




"Hasta el más oscuro ruido, desearía formar parte de la más bella de las melodías". 



Siempre a sido lo mismo, desde el primer momento, el sonido es emoción.

De alguna forma siempre vi el sonido así, muchas partículas vibrando, buscando la manera de encajar en un orden que provoque la emoción , el placer de el ser que lo escuche.

La conciencia de lo que es y de su uso no llega de la lectura apasionada de bibliografías publicadas o  revistas profesionales ni de la búsqueda insaciable en la red de cada una de las técnicas posibles de su uso. Solo llega de la experiencia.

En su principio se devora todo y se asimila gran información que ejecutamos con mayor o menor torpeza pero casi siempre llena de errores porque no es de otra forma como vamos aprendiendo, a prueba y error. No hay escuela, ni enseñanza que no te libre de la valentía que significa vivir en este mundo sin pasar por la eterna toma de decisiones basada en esa simple formula de  prueba y el error.

Aquí deseo compartir y aprender de los comentarios sobre lo que os cuente ya que contar y aprender de lo que le cuenten a uno, como el eterno aprendiz, es lo mejor.

"No hay mejor profesor que aquel que es superado por su alumno y se sienta a escuchar".